Florence Nightingale - Amor en la guerra

Posted on at


Lo siento, no soy buena escribiendo otro tipo de cosas. Mis únicos dos temas son la fantasía y el amor. Afortunadamente los dos son lo suficientemente amplios hasta para vivir en ellos. Así que como no hago viajes alrededor del mundo y encuentro en ellos una maravillosa historia que contar, escribiré un cuento.

Amor en la guerra

Florence despertó muy asustada pero se sintió bien al saber que solo se trataba de una pesadilla. Soñó que estaba en medio de una guerra.

La atormentaban esa clase de sueños desde que presenció un duelo entre su padre y su novio. Es una de esas veces que no se puede estar de ningún lado. Y qué bueno que no tuvo que resentir la muerte de uno y odiar al otro por haberlo matado. No, murieron los dos en aquel combate. A ella le parecía algo muy tonto eso de "defender el honor" y jamás superó aquello.

La pérdida de ambos la llevó a una terrible crisis emocional y perdió al hijo que esperaba. Su madre estaba muy feliz por eso, decía que era mejor que ese niño no hubiera nacido. Su familia la odiaba y para deshacerse de ella pensaron en meterla a un convento. Desafortunadamente en aquella época no se necesitaba tener vocación sino dinero, e internarla ahí no fue difícil.

Florence se preparó para su nueva vida, le quedaban unos meses y luego se consagraría. Solo así, el convento necesitaba el dinero que a su familia le sobraba.

Pronto empezó a circular la noticia de una guerra en 1856, avanzó tanto que la fecha de su consagración tuvo que posponerse por los continuos ataques a Inglaterra.

Pasó un año de guerra y los niños y las mujeres fueron enviados a refugios, y Florence se refugiaría en el convento. Una noche antes de su partida se vistió de blanco con la ropa más sencilla que tenía y fue de voluntaria a la guerra como enfermera.

 

La gente asegura que la guerra es para hombres sin darse cuenta de todo el trabajo de las mujeres que hay detrás. Por culpa de Florence murieron su hijo, su novio y su padre, y en la guerra ya no tenía tiempo de recordarlo pero el final fue más feliz.

Salvó muchas vidas, algo que no habría podido hacer encerrada en un convento. Sus recuerdos fueron completamente reducidos al presente, jamás existió un ayer ni tiempo para nada que no fuera salvar vidas.

Aquella era la guerra de Crimea, y ella era Florence Nightingale, la enfermera que se enamoraba de sus pacientes. Ella buscó en la guerra el amor que antes no pudo tener, incluso amó a sus pacientes antes de conocerlos, los amó desde el momento que decidió ir a la guerra.

Florence era una mujer que venía de una familia de dinero, y renunció a él, a su comodidad y despreocupación por ir a arriesgarse a la guerra, a ayudar a todas esas personas que la necesitaban.

A ella se deben grades avances en la enfermería, y fue con su nombre con el que se bautizó al síndrome de Florence Nightingale.

Florence murió en 1910 después de convertirse en la mejor de las enfermeras.

Fin

Hace poco quise saber el nombre de este síndrome y encontré el nombre de Florence, investigué su biografía y sobre la guerra de Crimea, y me impresionó la vida de esta mujer.
 
Debo decir que las cosas no pasaron como yo las cuento, me gusta tanto imaginar que las cosas pudieron ser diferentes que cambié algunas cosas.
 
Sin embargo lo más importante es esto: lo que quise mostrar con mi cuento es que no importan las cosas malas que nos hayan pasado antes, lo importante es saber enfrentar la vida.
 
 

Thelma ♪



About the author

thelma-martnez

...soy una persona soñadora más que cualquier otra cosa, me gusta mucho leer, conocer y aprender cosas nuevas. Siempre me ha gustado escribir y expresar lo que siento y lo que pienso y más adelante me gustaría llegar a ser una buena escritora...

Subscribe 780
160