UN MISIONERO...

Posted on at


Juventud y Familia Misionera es un apostolado internacional que nació en México, a fines de la década de los 80, como una respuesta al llamado de la nueva evangelización de Su Santidad, San Juan Pablo II.

Somos jóvenes y familias católicas que buscamos colaborar en la tarea evangelizadora de la Iglesia, de la mano de los obispos y párrocos, a través de la acción misionera. Nos sumamos a la tarea de la Nueva Evangelización lanzada por San Juan Pablo II, según el mandato de Cristo: "Id por todo el mundo y predicad el Evangelio" (Mc. 16,15)

Se esta presente en aproximadamente 20 países y cada año participan en las misiones cerca de 50,000 misioneros, que visitan aproximadamente a un millón de personas para llevarles el mensaje de Jesucristo.

Los misioneros, son apóstoles, como lo fue San Pablo,

- Por vocación,

- Porque Cristo nos ha llamado a extender su Reino,

- Porque la vocación cristiana es esencialmente vocación al apostolado,

- Porque quien ha renacido como hombre nuevo en Cristo por el bautismo, se compromete a dar testimonio de Él ante los demás.

Los misioneros son apóstoles que luchan por predicar el Evangelio. Esta lucha nace de su amor a Cristo, también tiene que verse reflejado a Cristo, más que nada que cuando alguien vea a un misionero realmente este viendo a Cristo. Ser misionero no es una tarea fácil, el serlo cuesta pero la recompensa es muy satisfactoria, es algo tan maravilloso que te cambia la vida.

A los misioneros les duele ver cómo la fe se pierde, el cómo muchas personas ya no creen, el cómo los hombres van como ovejas perdidas. Por ello, hoy más que nunca, Cristo necesita de apóstoles convencidos, de evangelizadores que quieran ponerse sin reservas a disposición de esta gran misión redentora a la que todos los cristianos estamos llamados.

QUE BUSCA UN MISIONERO

- Conocer cada día más a Cristo para crecer en el conocimiento de su propia fe.

- Trabajar con pasión por la salvación de las almas.

- Ser orgulloso portador del mensaje de Cristo.

- Ser un apóstol entusiasmado por su misión evangelizadora.

- Guiar con liderazgo a sus hermanos en la fe.

- Ganar para la tarea de la Nueva Evangelización a nuevos misioneros.

- Crecer en su amistad con Cristo a través de la oración.

- Trabajar con método, disciplina y deseo de constante superación.

- Fundamentar su fe y su confianza en la resurrección de Cristo.

- Dar testimonio de alegría cristiana que convence y arrastra a sus hermanos.

 Más que nada que un misionero se ponga la camiseta, que se arriesgue para ganar mucho, para que evangelice por muchos rumbos y porque no que también sea el, el evangelizado, por esto y muchas cosas me gusta ir de misiones, es algo que estoy segura que haría por mucho tiempo incluso por toda la vida.

 



About the author

160